Preocupa al MPJD agresiones federales a municipios zapatistas

Una exigencia central de la caravana, que llegó hoy a esta ciudad, es "la inmediata liberación de los compañeros Francisco Santiz López y Alberto Patishtán, dignos ejemplos de quienes encarnan la dignidad del ser humano y que han sido encarcelados injustamente por luchar por los derechos"
21.Dic.2012 | Fuente: http://www.jornada.unam.mx

San Cristóbal de las Casas, Chis. 20 de diciembre. Al expresar su solidaridad con los pueblos zapatistas, los presos políticos de la otra campaña y Las Abejas de Acteal, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) manifestó preocupación ante la posibilidad de que las nuevas estrategias de seguridad del gobierno federal de Enrique Peña Nieto pudieran servir como justificación para agredir a los municipios autónomos zapatistas.

En particular, exigió al gobernador Manuel Velasco Coello que honre su palabra, ya que en su toma de posesión envió un mensaje al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) donde reiteró respeto y reconocimiento por sus aportaciones políticas y culturales, asegurando que abonará en todo momento al clima de distención entre comunidades zapatistas y no zapatistas.

No obstante, el nombramiento de Jorge Luis Llaven Abarca como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana es una señal en sentido contrario, añadió esta mañana en concurrida conferencia de prensa la Comisión Indígena del MPJD. Existen innumerables denuncias en su contra como responsable de tortura y otras violaciones a derechos humanos en el estado, así como de robo, lesiones, daño en propiedad ajena, allanamiento de domicilios y abuso de autoridad.

El movimiento civil, surgido contra la guerra gubernamental y en respaldo a sus víctimas, sostuvo que con este nombramiento continúa la vieja práctica de los gobiernos, no importando su filiación política, de decir una cosa y hacer otras; podría tratarse nuevamente de un simple cambio en la forma, sin modificación real de los comportamientos.

El MPJD reiteró que hace suyas las demandas de las juntas de buen gobierno (JBG) de la zona Norte y de los Altos, respecto a las agresiones contra las comunidades Comandante Abel, Unión Hidalgo y San Marcos Avilés, donde se ha documentado un clima de hostilidad por parte de autoridades de los tres órdenes del mal gobierno, y de quienes exacerban e instrumentalizan las diferencias al interior de ejidos y comunidades, para oponer a grupos contra los zapatistas, desgastando sus procesos de construcción de autonomía.

La caravana de activistas demandó la salida de los grupos paramilitares de Unión Hidalgo, quienes equipados con armas de uso exclusivo del Ejército y con lujo de violencia provocaron el desplazamiento de familias enteras, y una vez que los expulsaron se han repartido tierras, casas, animales y 11 hectáreas de maíz, robando y cosechando lo que no les pertenece. De la misma manera exigió el retiro inmediato de los elementos de la policía que apoyan abiertamente a los paramilitares.

Una exigencia central de la caravana, que llegó hoy a esta ciudad, es la inmediata liberación de los compañeros Francisco Santiz López y Alberto
Patishtán, dignos ejemplos de quienes encarnan la dignidad del ser humano y que han sido encarcelados injustamente por luchar por los derechos
. Al concluir la rueda de prensa, la caravana visitó a los presos zapatistas y de la otra campaña en el penal de San Cristóbal de las Casas.

Compartimos con nuestros hermanos de Las Abejas de Acteal la visión de crisis y oscura violencia que estaremos enfrentando el próximo año, ya que las estrategias de guerra en contra de la sociedad civil y los pueblos organizados, así como las estrategias de exterminio y destrucción, cada vez son más intensas, cambiando sólo los personajes que las ejecutan bajo los mismos argumentos, expresó finalmente el MPJD. Es tiempo de unir a la nación y terminar con la corrupción y la impunidad del Estado.

También tomaron la palabra Samuel Ramos, comunero de Cherán, y el padre de Melchor Flores (El vaquero galáctico),joven regiomontano que desapareció luego de ser aprehendido por la policía de Monterrey. Dirigiéndose a las JBG zapatistas, el señor Flores recordó que su hijo simpatizaba con el EZLN y en una ocasión quiso venir a las comunidades de Chiapas. Le dije que no lo hiciera, que no se metiera en problemas. Y ahora soy yo el que está aquí, expresó, subrayando la aparente ironía del hecho.