Diálogos de San Andrés, la defensa de la dignidad: Gilberto López y Rivas

Para Gilberto López, el principal logro de los acuerdos fue la autonomía: en territorio zapatista comienza la autonomía con una concientización política amplia, horizontalidad y democracia sintetizadas en el mandar obedeciendo”
15.Mar.2017 | Autoría: Colectivo Pozol | Fuente: http://www.pozol.org

Ciudad de México. 15 de marzo. “Con los diálogos de San Andrés, entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional EZLN y la administración federal, en 1996 en Chiapas, el gobierno se enfrentó a una realidad inusitada: la defensa de la dignidad”, recordó el sociólogo Gilberto López y Rivas durante la ponencia: El Congreso Nacional Indígena (CNI) y Los Acuerdos de San Andrés, en la primera sesión del seminario “De la rebeldía nacerá la libertad de los pueblos”, sobre la historia del CNI, en el Foro José Revueltas, Auditorio Che Guevara, Ciudad Universitaria UNAM. “Los acuerdos de San Andrés no fueron el fin de algo, sino el principio de algo”, afirmó el académico y luchador social…

En los diálogos de San Andrés, “el zapatismo puso la problemática indígena en el debate nacional y obligó al Estado a negociar estos acuerdos en materia de derechos y cultura indígena; independientemente de que el gobierno traicionó y no respetó esos acuerdos, en estos años han sido como una especie de constitución política de los pueblos indígenas”, argumentó López y Rivas. “los acuerdos tenían todas las formas de un constituyente, la representa nacional estaba dada, por primera vez la sociedad nacional debatió la problemática indígena”, añadió.

Para Gilberto López, el principal logro de los acuerdos fue la autonomía: en territorio zapatista comienza la autonomía con una concientización política amplia, horizontalidad y democracia sintetizadas en el mandar obedeciendo”, explicó a las y los alumnos que se dieron cita en el seminario. “la formación del CNI, a partir del diálogo en San Andrés: fue como una universidad de las autonomías. Que se dio a partir de la diversidad de la práctica política, inédita en otros diálogos, como en Centroamérica”, recapituló.

Para la primera mesa de los diálogos de San Andrés, sobre Derechos y Cultura Indígenas, el EZLN invitó alrededor de 2000 personas, pero sobre todo, representantes indígenas de 40 pueblos, recordó el académico. Para la segunda mesa el gobierno ya no quiso continuar y comenzó a boicotear el diálogo. Posteriormente se dio la traición de febrero del expresidente Zedillo a través de Moctezuma Barragán, con el intento de captura de la comandancia del EZLN.

A 21 años de la firma de los acuerdos de San Andrés en materia indígena, es importante “ver la continuidad que ha tenido la propuesta del EZLN, para ver cómo se establecen las autonomías de facto”, subrayó López y Ribas, con respecto al proceso de autonomía de los indígenas chiapanecos levantados en armas en 1994.

FUENTE: https://www.facebook.com/tejiendo.organizacion/?fref=ts