Entrevista a Víctor Hugo López, director del Frayba, sobre las Comunidades Zapatistas y Alberto Patishtán

Entonces les pedimos que continúen realizando su trabajo en los distintos campos que siempre nos han apoyado y que fundamentalmente estemos pendientes hoy no sólo de la realidad de Chiapas, sino de lo que esta ocurriendo en el país.

Concluida la conferencia de prensa con los familiares y compañeros del Profesor Alberto Patishtán en las oficinas de SERAPAZ en la Colonia del Valle el pasado martes, tuvimos oportunidad de entrevistar al compañero Víctor Hugo López, quien es director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas sobre las recientes agresiones a las comunidades zapatistas y la lucha por la libertad del Profe Patishtán.
 
La Voz Roja: Víctor ¿cual es la situación en torno a las últimas agresiones que habido en Chiapas hacia las comunidades zapatistas?
 
Víctor (CDH FrayBa): Bueno pues comentarte como es de conocimiento publico a través de las denuncias que las distintas Juntas de Buen Gobierno (JBG) colocan en su pagina oficial, el sitio de enlace zapatista. La ultima denuncia que nosotros recibimos fue el viernes 7 de septiembre, hace unos días todavía y la denuncia va en el sentido de que nuevamente el grupo paramilitar “Paz y Justicia” esta ocupando las tierras de una comunidad, asentada en tierras recuperadas, en este caso la comunidad Comandante Abel cuya sede oficial es el municipio de Sabanilla en la zona norte del estado de Chiapas.
 
Es una denuncia pública que la JBG Roberto Barrios hace y a nosotros nos parece preocupante por la gravedad de la denuncia que comentan los compañeros que documentaron la agresión, ellos comentan que la agresión comenzó el viernes 7 de septiembre. Hacen mención que en el municipio se presentaron alrededor de 60 personas armadas, realizando disparos y ocupando una parte del terreno de la comunidad Comandante Abel. Por la tarde se presenta un grupo más grande de personas y por la noche se agrupan las comunidades de Unión Hidalgo que son las que están siendo señaladas como grupos de civiles armados junto con los integrantes del PRI de la comunidad de San Patricio, ambos grupos se reúnen y ocupan la comunidad por la noche, realizan disparos y hacen cortes de cultivos de la comunidad Comandante Abel y existe prácticamente un cerco sobre esta región.
 
A nosotros nos preocupa porque el caso de la comunidad Comandante Abel no es nuevo y el año pasado tuvimos denuncias públicas en este sentido. El año pasado eran nombrados todavía como comunidad San Patricio, en la zona norte de Chiapas, en ese entonces el Gobierno del Estado se comprometió incluso anuncio públicamente que había resuelto el problema, el Gobernador llegó incluso hasta el predio de San Patricio, se tomó la fotografía y anunció que iban a conseguir tierras para la gente que esta invadiendo territorios recuperados del EZLN.
 
Hay minutas firmadas por parte de Gobierno Estatal en el sentido de que iban a resolver o que habían resuelto este conflicto, hoy nos damos cuenta que no fue así, porque la gente que el año pasado estuvo ocupando estas tierras nuevamente regresó con mayor margen de impunidad, mostrando las armas y cercando a una comunidad autónoma. Entendemos que hoy la región de la comunidad Comandante Abel, esta en alerta están pendientes día y noche sobre todo preocupados por las niños y personas que son quienes principalmente sufrirían o correrían el riesgo de un desplazamiento forzado o de un ataque inminente a la comunidad. Compañeros nuestros fueron el día de ayer a la zona para poder documentar directamente los hechos, el día lunes enviamos una comunicación privada a las autoridades señalando la responsabilidad que tienen ellos de no haber resuelto este asunto que hemos venido denunciando desde el año pasado con mayor intensidad.
 
Nosotros también pensamos que esta etapa -la etapa de transición de un gobierno a otro- es una nube de humo en la cual pueden colocarse una serie de agresiones a sectores, organizaciones y comunidades en resistencia. No sólo las zapatistas, pero los zapatistas están en la mira desde hace 18 años, desde que declararon la guerra en el ´94 y es un proceso que los gobiernos priistas, panistas y perredistas en Chiapas no han resuelto y continúan confrontando a las comunidades autónomas.
 
En el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDH FrayBa) particularmente este periodo, este año hasta diciembre próximo, de manera permanente estamos monitoreando lo que ocurre en las zonas autónomas. Somos testigos de que ha habido una tendencia de confrontación y de provocación, como de ese tipo, ocupar sus tierras directamente para que el EZLN reaccione de algún modo. Sabemos que desde el ´94 hay un pacto firmado de no agresión que el Gobierno Federal no ha respetado. Ha habido muertos y encarcelados zapatistas, hoy en día tenemos el caso de Francisco Sántiz que desde diciembre esta preso y bueno, nosotros pensamos que está montada y continúa esa etapa de provocación que pudiera desatar nuevamente la confrontación armada en Chiapas.
 
La Voz Roja: ¿De que manera respalda el FrayBa a los compañeros zapatistas ante estas agresiones en su contra? ¿Qué medidas toman?
 
Víctor (CDH FrayBa): De entrada es tomar contacto con la comunidad o con las autoridades autónomas y plantearles una serie de propuestas que como FrayBa tenemos en el marco de nuestra defensa social integral. Les planteamos varias cosas, algunas ellos las retoman o las aceptan y otras dependiendo de las condiciones en la zona. Un planteamiento que les hacemos es hacer del conocimiento formal a las autoridades correspondientes estatales, federales y a las instituciones que estén a su cargo el conflicto que corresponda, hacerles saber cuales son las principales violaciones a los derechos humanos y cuales son los antecedentes del caso.
 
Esta es una comunicación que nosotros hacemos de manera privada y como un llamado de atención a las autoridades competentes para que resuelvan el asunto porque por lo general están las denuncias de los compañeros de comunidades autónomas bien fundamentadas y documentadas vienen con nombres, con horas, con fechas, entregan pruebas documentales que a nosotros nos han permitido llevar y sostener ese tipo de intervenciones privadas. Una segunda propuesta que les hacemos es respaldar la denuncia públicamente, hacer una documentación más amplia de los hechos y elaborar un informe, un boletín de prensa o una acción urgente. Dentro de esos documentos públicos también hacemos un llamado a la solidaridad nacional e internacional porque estamos evidenciando que continúa la intención reiterada de provocación montada hacia comunidades autónomas.
 
Otro eje de trabajo u otra propuesta que les hacemos es organizar un campamento civil de observación de derechos humanos tenemos en Chiapas varios en zonas que han sido golpeadas que ha sido atacadas y les proponemos generar las condiciones si lo ven pertinente para colocar un campamento civil de observación de derechos humanos en el que podamos tener un monitoreo permanente, ahí están acudiendo compañeros y compañeras solidarios de todo el país y de todo el mundo incluso para realizar una tarea que nosotros como defensores no podemos estar todo el tiempo en la comunidad pero estos monitores civiles nos facilitan la información de manera completa.
 
Otras acciones que nosotros realizamos es poder colocar la información en medios alternativos, en foros públicos y sobre todo en redes de solidaridad nacional e internacional. Pensamos que la reacción rápida que tenga la solidaridad y el apoyo que podamos tener a través de los medios alternativos ha sido fundamental en la resolución de estos casos. Muchas veces evidenciar una posible violación a los derechos humanos o un ataque o un riesgo de desplazamiento que se evidencie por los canales que podamos acceder evita más que una intervención formal de las autoridades. Nos ha pasado en el marco de las experiencias, las autoridades administran el tema, muchas veces no lo atienden sólo se toman la fotografía y boletinan la información. Pero la cadena de reacciones, la solidaridad internacional y la presencia física inclusive en la zona es lo que puede ayudar a resolver ese tipo de conflictos en la zona.
 
Estas son algunas de las acciones que nosotros emprendemos y obviamente mantenemos un monitoreo constante, visitas a la región y también porque a veces realizamos análisis de riesgos en la comunidad, como planes de emergencia, para que puedan de algún modo si se necesita salir de la comunidad y evitar que ocurra una confrontación o un ataque. Estas son algunas de las acciones que nosotros tenemos, la que estamos priorizando es compartir la información no quedarnos con ella y dar a conocer lo que esta sucediendo.
 
La Voz Roja: El Profesor Alberto Patishtán lleva preso 12 años injustamente ¿Cuál es la situación del proceso legal que se lleva en su contra?
 
Víctor (CDH FrayBa): El Profesor Alberto Patishtán lleva 12 años preso de los 60 a los que ha sido condenado injustamente. En términos formales a nivel jurídico y a nivel interno se agotaron todos los procedimientos, el lamentablemente no contó con la defensa de un abogado honesto o un centro de derechos humanos o las redes con las que el cuenta. La defensa la tuvo desde el principio el defensor de oficio que el Estado otorga, además es un expediente que está plagado de irregularidades desde la propia detención, sin orden de aprehensión, un arraigo prolongado por 30 días de manera injustificada bajo condiciones de tortura, no contó con interpretes en la toma de sus declaraciones. Además no existen pruebas contundentes que aseguren que el pudo haber estado en la zona siquiera y los testigos que el presentó han sido desechados.
 
Nosotros pensábamos como centro de derechos humanos que las posibilidades a nivel internacional estaban agotadas, sin embargo, en este camino que ha recorrido la familia tocando puertas de la solidaridad, de apoyos de distinto tipo, se han encontrado con el apoyo de un despacho jurídico que coordina el maestro Leonel Rivero y les ha ofrecido tocar una puerta que no se había agotado esa posibilidad y es la puerta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). A la SCJN se esta acudiendo para hacerle ver todas las irregularidades que en el proceso jurídico de Alberto Patishtán se cometieron. También queremos aprovechar que el caso de Alberto Patishtán esta en un nivel de visibilidad bastante importante, porque el caso de Alberto no significa el preso por si mismo, sino que ha reflejado la prisión injusta de muchas personas hombres y mujeres indígenas en Chiapas que han denunciado condiciones de injusto encarcelamiento. Por eso ha tomado relevancia el caso de Alberto Patishtán sin embargo no es el único pensamos que es una de cientos en nuestro país y es importante apoyarlo.
 
Nosotros estamos en la espera, la familia ha venido a la SCJN para que junto con el abogado Leonel Rivero puedan explorar que posibilidades hay de que la SCJN primero atraiga a su facultad de dictar en términos técnicos se llama: inejecución de sentencia. Que anulen la sentencia del Profe Patishtán de los 60 años, que reconozcan que se cometieron arbitrariedades y que está preso injustamente. Tenemos como margen un mes para tener algunas claridades de cómo avanza este proceso, vamos a ver que resulta, es una puerta más que se habrá tocado.
 
En el caso de Alberto Patishtán han jugado parte importante muchas estrategias la solidaridad nacional e internacional, las campañas que ha impulsado la Red vs la Represión (RvsR) a nivel nacional, el Movimiento por Justicia en el Barrio de Nueva York, la Confederación General de Trabajadores (CGT) en España y mas de 23 países que han enviado saludos y formas de solidaridad con los casos de presos injustamente encarcelados.
 
Nosotros como Frayba continuamos tocando y explorando la vía de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fundamentalmente porque estamos solicitando varias cosas. No sólo que se reconozca la inocencia de Alberto Patishtán, sino sobre todo que se reconozca que el Estado Mexicano ha sido responsable de este encarcelamiento injusto e incluso ahora responsable del deterioro de su salud, el Profesor esta quedándose sin vista. Nosotros desde que tenemos conocimiento del caso hemos estado solicitando atención calificada, que se le ha sido negada, también por eso estamos demandando al Estado Mexicano. Sobre todo para que este tipo de casos no vuelvan a repetirse. Por eso estamos apuntando hacia la CIDH para poder tener una reparación del daño de manera integral y vamos a continuar nosotros esa vía independientemente incluso de que el Profesor Patishtán salga libre. Si sale libre por la vía de la SCJN, nosotros no desistimos de continuar con la demanda ante la CIDH porque trasciende a la persona.
 
La Voz Roja: ¿Algo más que quieras agregar Víctor?
 
Víctor (CDH FrayBa): Agradecerles a las redes de solidaridad nacional e internacional, a los medios alternativos, a toda la gente con la que nos encontramos y que nos ponemos rostro. Nosotros cada vez que vamos a una comunidad autónoma o que entramos a un centro de detención cuando nos comunicamos con Alberto Patishtán, con Francisco Sántiz, con los compañeros de Tila y con todos los procesos que en Chiapas acompañamos como FrayBa siempre les dejamos en claro algo. Les decimos el apoyo y la solidaridad que tienen sus casos no serían posible sin el respaldo nacional e internacional de mucha gente que esta al pendiente de los procesos autonómicos, de denuncia y resistencia.
 
Nosotros reconocemos y queremos reconocer públicamente eso, las estrategias del FrayBa son una serie de conocimientos y técnicas que ponemos al servicio, pero reconocemos que estas no funcionarían sin el apoyo de ustedes. Entonces les pedimos que continúen realizando su trabajo en los distintos campos que siempre nos han apoyado y que fundamentalmente estemos pendientes hoy no sólo de la realidad de Chiapas, sino de lo que esta ocurriendo en el país. Pensamos que la realidad nos ha rebasado, la emergencia nacional esta en puerta y ahora mas que avizoramos un retroceso bastante lamentable en nuestro país que seguramente tendrá condiciones de agravamiento hacia la defensa de los derechos humanos.